Dar la bienvenida a la universidad y despedir el instituto, es dar un paso más hacia la etapa adulta. Toca poner en práctica actitudes de responsabilidad y autonomía, activar el pensamiento crítico para poder tomar la mejor decisión posible, Una decisión que “condicionará” tu futuro. Desde Neuropsipe, sabemos que no es tarea fácil pero has estado planteándote durante toda la adolescencia; “¿Qué itinerario voy a coger? ¿Ciencias, letras, arte…?, ¿A qué universidad iré?, ¿Habrá plazas?, ¿Estaré preparad@ para independizarme?…
Estas son algunas de las preguntas que nos hacen los jóvenes en nuestra consulta psicológica, acompañadas de cesantes dudas de vuestros progenitores sobre este proceso. Tranquilos, porque llegado ese momento, nuestros especialistas podrán orientaros y asesoraros, para facilitar la toma de decisiones.

En inicio en la etapa universitaria puede producir que los jóvenes sientan inseguridad, nerviosismo, incluso llegar a experimentar estados de ansiedad, ya que se enfrentan a situaciones novedosas, lo que muchos llaman “lo desconocido”. Ante este momento de incertidumbre, el apoyo de la familia es de vital importancia, dado que influye en la elección de la carrera, piso/ residencia, compañeros/as, etc y además teniendo en cuenta que el soporte económico de los progenitores, en muchos casos, es crucial para sustentarse como estudiante universitario (no todos pueden optar por una beca). Además, existen factores de otra índole que influyen en este proceso; notas de corte, plazas disponibles, amigos que se van a otras ciudades, la motivación…

Recomendaciones

Por ello, para afrontar con éxito el proceso de adaptación a la universidad os dejamos una serie de recomendaciones que esperemos os sean de gran utilidad:

1. Aprende a planificar y organizar tu tiempo. En la facultad, tú serás el que administres las horas de estudio, además de contar con otras responsabilidades personales y domésticas. Es muy importante el estudio diario y no dejar todo para el último momento ¡esto no funciona!

2. Realiza tareas que requieran mayor responsabilidad en tu día a día. Aprenderás, poco a poco, a reflexionar sobre la toma de decisiones y las consecuencias de las mismas.

3. Si tienes oportunidad, busca un empleo durante el verano. Compagina el ocio con un trabajo temporal, te hará ahorrar dinero para la vida universitaria, desarrollarás habilidades socio-comunicativas y estrategias de resolución de conflictos, entre otros.

4. ¡Ojo! Descansa durante el verano, pero no olvides seguir una pequeña rutina entre semana. De esta forma, el mes de septiembre será más llevadero.

5.Investiga sobre posibles grupos de amigos en tu universidad. En la actualidad existen muchos grupos en las redes sociales con este fin.

6. Recuerda que existen oficinas de atención al estudiante, donde organizan jornadas de puertas abiertas, ofrecen apoyo y orientación al estudiante en el periodo de matriculación, becas para el estudio, etc.

7. Intenta conocer el campus antes de establecerte. Queda con algún compañero/a, amigo/a, date un paseo por las aulas, ubica la secretaria y conserjería, conoce la biblioteca y familiarízate con los libros.

8. ¡No te rindas! Si la opción que has escogido no es lo que esperabas, no te desanimes, equivocarse no es malo, acude a un profesional que te oriente y ¡saca la mejor de ti!.

Estas son algunas de las pautas que nuestro equipo de psicólogas y pedagogas te recomiendan, así que mucho ánimo, porque ¡La etapa universitaria es maravillosa!

Afrontar el primer año de universidad: Claves y consejos
Etiquetado en:                    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *